¿Sabías que el bicarbonato de sodio se puede utilizar para las plantas? A continuación se ofrecen 17 consejos prácticos para utilizar bicarbonato de sodio de forma eficaz en su jardín.

El bicarbonato de sodio se usa comúnmente en la cocina, los cosméticos y el mantenimiento del hogar. Sin embargo, su utilidad va más allá; El uso de bicarbonato de sodio para plantas podría ser una solución muy eficaz para numerosos problemas del jardín.

El bicarbonato de sodio es 100% ecológico y se puede aplicar en cualquier momento del año en todos los puntos del jardín. Es biodegradable y no tóxico, lo que ofrece una alternativa más segura a los pesticidas, fertilizantes y otros productos químicos que se utilizan normalmente en jardinería.

Usos del bicarbonato de sodio en el jardín:

  • Limpiador de plantas de interior: limpiar periódicamente el follaje de las plantas de interior ayuda a eliminar el polvo y la grasa para mejorar la fotosíntesis. Utilice para ello un paño suave y sin pelusa empapado en una solución de agua y una pizca de bicarbonato de sodio.
  • Limpiador de muebles de jardín: Mezcle media taza de bicarbonato de sodio con una cucharada de jabón para platos en un galón de agua tibia. Limpia tus muebles de jardín con una esponja y enjuágalos con agua.
  • Estimulador del crecimiento de las plantas: combine una cucharadita de bicarbonato de sodio con media cucharadita de amoníaco claro y una cucharadita de sal de Epsom en un galón de agua. Utilice esta mezcla para rejuvenecer plantas de aspecto apagado y de crecimiento lento.
  • Desodorante de abono: un poco de bicarbonato de sodio puede ayudar a controlar los olores en el abono, previniendo el exceso de acidez.
  • Limpiador de macetas y bebederos para pájaros: limpie los bebederos y macetas para pájaros espolvoreando bicarbonato de sodio y limpiándolos con un paño húmedo o una esponja.
  • Repelente de babosas: Para disuadir a las babosas, simplemente espolvoree bicarbonato de sodio directamente sobre ellas.
  • Ayuda para la floración: disuelva una cucharada de bicarbonato de sodio en dos litros de agua y riegue sus plantas con flores para promover la floración.
  • Tomates más dulces: espolvoree bicarbonato de sodio alrededor de la base de las plantas de tomate para reducir la acidez del suelo y endulzar los tomates.
  • Ajustador de pH del suelo: si su suelo es demasiado ácido, espolvoree bicarbonato de sodio, mezcle, riegue y pruebe el pH después de unos días.
  • Asesino de gusanos de la col: Mezcle partes iguales de harina y bicarbonato de sodio y espolvoree sobre las plantas para matar los gusanos de la col.
  • Prueba de pH del suelo: para comprobar si el suelo es ácido, espolvoree bicarbonato de sodio sobre el suelo húmedo. Si burbujea, el suelo es ácido.
  • Pesticida: mezcle bicarbonato de sodio con aceite de oliva o aceite de mostaza y agua, luego rocíe sobre las plantas para disuadir plagas como pulgones y ácaros.
  • Prevención de enfermedades fúngicas: rocíe una mezcla de bicarbonato de sodio, jabón líquido y agua sobre las plantas para prevenir el moho y otras enfermedades fúngicas.
  • Herbicida: Utilice bicarbonato de sodio para matar las malas hierbas en caminos y macizos de flores; es eficaz, biodegradable y no tóxico.
  • Limpiador de pasarelas: Limpie las pasarelas con una solución de bicarbonato de sodio y agua caliente.
  • Para flores cortadas: Mantenga las flores cortadas frescas por más tiempo agregando una cucharadita de bicarbonato de sodio al agua.
  • Limpiador de manos: Lávese las manos sucias después de trabajar en el jardín frotándolas con bicarbonato de sodio y enjuagándolas con agua.

Precauciones al utilizar bicarbonato de sodio en el jardín:

  • Evite la aplicación directa sobre tallos y capullos de flores.
  • Pruebe siempre primero las mezclas caseras en un área pequeña.
  • Siga las dosis adecuadas para evitar posibles daños a las plantas.