Podrás reunirte con familiares y amigos en tu propio jardín, el fresco aroma de las flores estimula tus sentidos y pasear entre los parterres es una excelente manera de relajarte después del trabajo diario en la oficina. Es bueno que podamos evitar el uso de productos químicos en el jardín. Lo más sorprendente: ¡todo lo que tienes que hacer es ir al especiero!

La canela no sólo acompaña la tarta de manzana o la corona de espuma de leche del capuchino: la canela también es muy popular entre los profesionales de la jardinería. En el jardín, la especia dorada resulta ser un producto de cuidado especialmente versátil y un arma contra plagas y parásitos.

1. Ayuda con la infestación de moho y hongos

El suelo cálido y húmedo de las plantas en macetas es particularmente susceptible al moho y otros hongos. Pero el oídio también ataca sin piedad a otras plantas en los parterres y cubre sus hojas con manchas blancas. La canela ha demostrado ser un remedio muy eficaz y hace que el moho desaparezca poco a poco. Usar canela también ayuda a prevenir la aparición de hongos.

Si solo se ve afectada la tierra, simplemente espolvoree canela en polvo molida alrededor de la planta. Si las hojas de la planta también están infectadas o los hongos son especialmente rebeldes, recomendamos preparar una solución de canela. Para ello, disuelva una cucharadita rasa de canela en 5 litros de agua caliente. Deje reposar la solución durante una hora antes de usarla en el jardín y aplicarla en las zonas afectadas.

2. Proteger las plántulas

Los sensibles brotes jóvenes del “jardín de flores” requieren una protección especial. Inmediatamente después de plantar, debes espolvorear estos pequeños animales vulnerables con canela en polvo. Esto significa que los hongos y otros parásitos no tienen ninguna posibilidad y los brotes jóvenes pueden desarrollarse sin problemas. También puedes frotar las semillas con un poco de canela o añadir canela al fertilizante.

3. Dopar los esquejes

Para asegurarte de que tus esquejes puedan desarrollar raíces fuertes, debes espolvorear la superficie cortada con canela. Luego, déle la vuelta durante aproximadamente una hora antes de plantar el esqueje. La canela asegura un crecimiento saludable de las plantas y las protege de enfermedades gracias a su efecto desinfectante.

4. Cuidados de las plantas con canela

Los efectos desinfectantes de la canela también favorecen la curación de las plantas. Si se ha soltado el cortasetos o la delicada planta perenne ha quedado atrapada en una ráfaga de viento, conviene aplicar canela en las “heridas”.

5. Cazar hormigas

Hay lugares en el jardín, o incluso en el apartamento, donde no quieres hormigas. Sobre todo porque les encanta la melaza de los pulgones y defienden a los parásitos de sus enemigos naturales. Por otro lado, a las hormigas no les gusta nada el olor picante de la canela. Si lo comen, en realidad es venenoso para ellos. Así que basta con espolvorear un poco de canela en polvo en el suelo para deshacerte de las hormigas en poco tiempo.

6. Repeler plagas y mosquitos

Cuando se trata de combatir los mosquitos, podemos prescindir incluso de productos químicos. De hecho, puedes usar canela fácilmente para hacer un repelente de mosquitos eficaz a base de aceite de canela, que también tiene un olor agradable. Para el aceite de canela solo necesitas:

  • un recipiente de vidrio
  • palitos de canela
  • Aceite suave (aceite de oliva o girasol de alta calidad)

Las ramas de canela se colocan en una fila densa en el recipiente de vidrio. Rellena los espacios vacíos con trozos de canela. Rocía todo con aceite hasta que las ramas de canela queden completamente cubiertas. Déjalo reposar en un lugar cálido durante tres semanas, luego filtra el aceite con un paño viejo y recógelo en un bol. Ahora tienes un aceite de canela de primera calidad y maravillosamente aromático. Dejas que el aceite corra sobre un pañuelo y luego colocas el pañuelo en un plato cerca de la ventana: ¡incluso si la ventana está completamente abierta, los mosquitos no se aventurarán a entrar en tu habitación! También puedes frotar este producto en brazos y piernas y mantenerte protegido de las picaduras incluso al aire libre.

Además, no sólo las hormigas no toleran el olor a canela, sino también todo tipo de insectos dañinos. Proteja sus plantas de los molestos insectos y parásitos vertiendo un poco de aceite de canela en un paño y colocándolo en el macizo de flores.

Es sorprendente ver qué poderes mágicos tiene esta especia. Definitivamente tu jardín te agradecerá si puedes evitar los rayos de químicos tóxicos de esta manera. ¿Alguna vez has usado canela en tu jardín y has tenido éxito?