Crujiente, jugosa, saciante y deliciosa, es efectivamente la fruta -comida como una verdura- por excelencia. Lo comemos en ensaladas, como salsa y también lo usamos en adobos.

El pepino también se utiliza para elaborar aderezos para ensaladas, sopas, mousses de verrine, vinagretas, batidos, limonadas, tártaros, salsas y mucho más. En muchas recetas de salmón es el ingrediente ideal para potenciar el sabor.

Pero, ¿qué dirías si te preguntaran si estás cultivando pepinos correctamente?

Definitivamente responderías “sí”, ¿verdad? De hecho, y quizás no lo sepas, existe una forma de cultivarlo que te permitirá tener más espacio en tu jardín y cultivar aún más verduras… ¡o pepinos!

En este artículo también encontrarás una manera fácil de cultivar pepinos en macetas, ideales para el balcón, así como un vídeo sobre cómo podar tus plantas de pepino para obtener la mejor cosecha posible.
A continuación se explica cómo cultivar pepinos correctamente:

1. Primero, tenga paciencia y no plante pepinos el primer día de buen tiempo.

  • Recuerda que los pepinos no toleran el frío. Por lo tanto, espere hasta que haya pasado por completo el período de heladas antes de comenzar a plantar.
  • Cuando llegue el momento, elige un lugar muy soleado.
  • Para ahorrar espacio en el jardín y cultivar pepinos correctamente, es necesario hacerlo en vertical.
  • Por este motivo, un enrejado es LA solución preferida, independientemente del tamaño de su jardín.
    Si eliges este método, la planta puede crecer alto.
  • ¡Con un enrejado, una planta de pepino puede crecer hasta 20 pies de altura!
    Aquí tienes un primer ejemplo de celosía metálica adecuada para grandes jardines:

2. Si decides cultivar en vertical mediante espaldera, no debes olvidar lo más importante: la estabilidad.

  • Piénselo: una planta de pepino produce múltiples frutos y cuando madura, esa planta se vuelve muy pesada.
  • Asegúrate de que tu enrejado esté bien anclado al suelo y pueda soportar una buena carga.
  • Aquí hay un segundo ejemplo de enrejado resistente, perfecto para cultivar pepinos en un espacio pequeño.

Tenga en cuenta el ladrillo que garantiza que el enrejado se mantenga recto y estable:

3. Buenas noticias: Aunque solo tengas un pequeño balcón en la ciudad, puedes cultivar pepinos verticalmente… ¡en macetas!

  • Suponiendo, por supuesto, que los tornillos se peguen en alguna parte.
  • Cómo preparar el pote de pepinos. Primero utiliza una maceta grande que llenas con tierra de jardín:
  • Luego, inserte dos palos grandes en el fondo de la olla. Asegúrese de que estos postes sean rectos, resistentes y resistentes.

4. Ahora envuelva los tallos alrededor de una cuerda de yute o sisal o hilo de lino para crear un enrejado.

Con este soporte para cuerda puedes fijar los tornillos.

Continúe hasta la parte superior de los postes y ate con cuidado la cuerda.

5. Si lo deseas, también puedes cultivar este tipo de macetas a partir de semillas. Recuerda dejar suficiente espacio entre ellos dependiendo del tamaño de tu maceta.

Consejo: siga atentamente las instrucciones que figuran en el paquete de sus semillas con respecto a la distancia mínima requerida. Y de alguna manera observe el crecimiento y ayude a sus plantas a sujetarse al hilo hasta que puedan hacerlo por sí mismas.

6. Al crecer verticalmente, además del soporte, también es importante el riego. Para que tus pepinos queden muy sabrosos, asegúrate de que estén bien regados. ¡Estarás orgulloso de tu cosecha!

¿Cómo se deben regar los pepinos verticalmente?

  • Una o dos veces por semana, o más a menudo en climas muy secos. Riegue las plantas sin mojar el follaje para prevenir el mildiú polvoriento, un hongo que toma la forma de moho malo.
  • Además del mantillo, hay otro consejo para mantener la tierra lo más húmeda posible: crea un montículo de tierra antes de enterrar tus plantas de pepino. Esto significa que las plantas no se ahogan cuando se riegan y la tierra siempre permanece húmeda.

7. Periódicamente, si no a diario, levante las hojas de los pepinos para comprobar si crece algo debajo. Si es así, límpiala empujando la hoja hacia atrás para que reciba la mayor cantidad de luz solar posible.

8. Además, no descuides la poda de las plantas de pepino si quieres mantener el control. De hecho, ¡a estas fascinantes plantas les encanta reproducirse! A continuación se ofrecen algunos consejos sobre cómo podar correctamente los pepinos.

  • En primer lugar, es necesario eliminar periódicamente el deseo de comer dulces.
  •  También es necesario cortar (se pueden pellizcar) las hojas que están adheridas al tallo principal y que, si se dejan crecer sin intervención, formarán un corredor.

9. Si tus plantas tienden a crecer demasiado en la red de la que cuelgan, también necesitas controlar su crecimiento.

¿No quieres que tus plantas de pepino crezcan sin cesar y caigan por todas partes? Para indicarle a la planta que deje de crecer, simplemente corta la punta. ¡De esta manera, tus plantas se mantendrán fuertes y producirán pepinos grandes y bonitos!

10. ¿Sabías eso? Al igual que los pepinos, las calabazas se pueden plantar verticalmente utilizando espalderas.