Cultivar hierbas aromáticas en casa es una tarea muy sencilla que casi no requiere esfuerzo. Después de explicarte cómo cultivar algunas de las especies más populares, pasemos a otra planta importante que definitivamente deberías tener en tu cocina. ¡Veamos cómo cultivar perejil en maceta para tenerlo siempre a mano!

La guía completa para cultivar perejil en un apartamento

El perejil es el buque insignia de nuestras cocinas y lo utilizamos en todas nuestras recetas, ¡desde las más sencillas hasta las más elaboradas! No es ningún secreto que es imprescindible durante todo el año. Entonces, ¿qué puedes hacer para tenerlo a mano todos los días? Empezamos a cultivar perejil en casa porque no hay nada complicado. De hecho, las hierbas en macetas han estado de moda últimamente y también se utilizan como decoración interior natural. ¡No esperes más y descubre nuestra guía completa del perejil siempre fresco!

Planta

Para plantar con éxito tu perejil, primero debes seguir dos consejos importantes. En primer lugar, el perejil es una planta bienal, pero debe cultivarse durante un año ya que pierde su sabor en el segundo año. Esto significa que debes cultivarlo a partir de semillas todos los años. Y en segundo lugar, debe elegir el recipiente adecuado: una maceta bastante ancha con agujeros en el fondo para un buen drenaje, así como un platillo para recoger el exceso de agua. Comience a plantar a principios de primavera.

Una vez que tengas lo esencial, consigue un poco de tierra para macetas para hierbas, preferiblemente tierra orgánica, y colócala en el recipiente elegido. Siembra las semillas a unos 2 cm de profundidad y riégalas. Es necesario regar regularmente ya que el suelo debe estar húmedo pero no encharcado. Después de tres semanas, tus plántulas comenzarán a aparecer. Si las plántulas son numerosas, lo mejor es adelgazarlas cortando el sobrante con unas tijeras afiladas o pellizcando con los dedos. No los retires ya que esto podría dañar las raíces principales de las plantas circundantes.

Cultivar perejil en interior es una tarea muy sencilla, especialmente en lo que respecta a la ubicación de la planta. Según los expertos, el mejor lugar para guardarlo es en la cocina, en el alféizar de la ventana, donde el vapor de la cocción y el uso frecuente de agua contribuyen a la humedad. Si colocas el perejil en maceta en otra habitación, necesitarás rociarlo de vez en cuando.

Cultivar perejil en maceta: dominar el riego

Después de plantar el perejil en una maceta y colocarlo en su lugar, es necesario controlar el riego para disfrutar de una hierba aromática fresca y saludable. A la hora de regar lo principal es mantener la tierra ligeramente húmeda y vaciar el platillo para que las raíces no se queden en el agua. Si tu planta crece en la cocina, la humedad será alta y será necesario un riego ligero (con poca agua). Por otro lado, si tu perejil se encuentra en otra ubicación, necesitarás regarlo de vez en cuando, especialmente si las hojas parecen secas. No olvides vaciar el platillo después de cada riego.

fertilizante

El perejil necesita ser fertilizado regularmente durante su fase de crecimiento. Los jardineros profesionales recomiendan utilizar un fertilizante soluble en agua de alta calidad que puedas aplicar cada dos semanas al regar.

Nuestro consejo: Utiliza abono natural y casero porque es práctico, económico y 100% natural.

Cosecha y almacenamiento

La cosecha de perejil puede comenzar cuando haya desarrollado hojas verdaderas. Es mejor esperar hasta que haya al menos 10 especímenes para cosechar para garantizar que la planta sea lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a la eliminación de las hojas. Coseche el perejil como desee, quitando solo las hojas del exterior de la planta. Tenga cuidado de no cosechar más de la mitad de la planta. Es mejor recoger algunas ramas pequeñas con regularidad para fomentar un nuevo crecimiento y garantizar un suministro continuo de hojas.

En cuanto al almacenamiento, el perejil recién cortado se puede guardar como flores en un vaso de agua o en el frigorífico, pero colocado entre dos toallas de papel húmedas. Si quieres conservar el perejil a largo plazo, tienes dos opciones:

Lavar las hojas de perejil con cuidado y secar con papel absorbente. Espera unos 30 minutos hasta que el perejil esté seco pero no deshidratado y coloca las hojas en bolsas para congelar. Luego mételos en el congelador.

La segunda opción es seguir todos los pasos anteriores, pero el perejil debe secarse completamente en un deshidratador o al aire libre. Guárdalo en un frasco de vidrio hermético.

Ten en cuenta que el perejil seco o congelado resulta aburrido para una ensalada, pero funciona bien para preparar varios platos.

Nuestros ingeniosos consejos para cultivar perejil en macetas en el interior

Para cultivar con éxito el perejil en macetas, es importante recordar algunos buenos gestos. Primero, considere remojar las semillas en agua durante 24 horas antes de plantarlas. Luego secar con cuidado y sembrar en hileras a una distancia de 20 cm. En segundo lugar, ¡cuidado con los matrimonios no deseados! Si has decidido combinar plantas aromáticas en una maceta, debes saber que el perejil combina bien con el cebollino, la acedera y la albahaca.