Incluso en invierno puede producir magníficas flores, sólo hay que seguir unos pocos pasos.

La orquídea  es una planta muy delicada que normalmente sólo florece en los meses de primavera y verano.

Sin embargo, es posible cambiar el ciclo de vegetación y hacerlas florecer incluso en invierno.

Aquí se explica cómo hacer que la orquídea florezca en invierno.

  • Manténgalo caliente, preferiblemente a una temperatura de 21-22°C. También preste atención a la luz del sol, siempre debe estar presente pero no dirigida a la orquídea.
  • Utilice un fertilizante. Normalmente no se debe abonar en los meses de invierno. Sin embargo, para aumentar la floración se utiliza un fertilizante especial a base de fósforo, potasio y nitrógeno.
  • Regar siempre, no regar en exceso para no pudrir la tierra. El mejor método es el remojo: coloca la plántula en un recipiente con agua durante 20 minutos y luego sácala.
  • Mantenga el ambiente húmedo, alrededor del 60%. La orquídea es de origen tropical y por ello está acostumbrada a la humedad. Es ideal para guardarlo en el baño.