Si tu levadura ha caducado, no la tires: puede ser de gran ayuda para tus plantas.

La levadura es un ingrediente básico en muchas preparaciones culinarias, por lo que es habitual tenerla en casa.

Sin embargo, puede ocurrir que lo olvides o no revises la fecha de vencimiento. Una vez pasada la fecha de caducidad, la levadura, por supuesto, es inútil para cocinar, pero puede ser de gran ayuda en el jardín.

Así que evita tirarlo y veamos cómo se puede utilizar para las plantas.

  • Fertilizante líquido: La levadura puede ser la base de un excelente fertilizante para tus plantas. Basta disolver una cucharadita y media en 2-3 litros de agua y humedecer las plantas con la solución resultante.
  • Fertilizante sólido: si prefiere una versión sólida, simplemente congele la solución de levadura y agua en los prácticos moldes para hielo. Una vez que los cubos de fertilizante se hayan solidificado, estarán listos: simplemente colóquelos en la tierra y déjelos derretir.
  • Repelente de mosquitos: Si quieres mantener alejados de tu jardín a estos molestos insectos, puedes elaborar una solución repelente de mosquitos a base de levadura: añade a un recipiente 250 ml de agua tibia, una cucharadita de levadura y 2 cucharaditas de azúcar. Coloca la maceta sobre la zona afectada y déjala unos días.
  • Hormigas: Por otro lado, si notas que tus plantas suelen estar rodeadas de hormigas, puedes preparar un polvo que las repelerá de forma totalmente natural: combina azúcar, bicarbonato de sodio y levadura de cerveza (en una proporción de un tercio por ingrediente). ). Espolvorea el polvo en los alféizares de las ventanas o alrededor de las macetas para mantener a las hormigas alejadas de tus plantas.