Revitaliza tus plantas y llénalas de energía con este potente fertilizante casero

Debido a ciertos factores externos o de mantenimiento, las plantas de nuestro jardín pueden en algún momento mostrar signos de malestar, con hojas quemadas o signos de enfermedad por hongos o parásitos.

En este contexto, podemos utilizar un fertilizante casero muy eficaz para contrarrestar las agresiones externas. Pero con esta sencilla receta también ayudarás a devolverle el aspecto encantador a nuestra planta y a hacerla más fuerte que nunca. Sucede que algunas especies de nuestro jardín, por diversos motivos, lucen mal, parecen decaidas, crecen muy lentamente e incluso dejan de florecer, hasta el punto de que parecen irrecuperables y por eso muchos deciden tirarlas.

Sin embargo, para mejorar notablemente su aspecto podemos utilizar un eficaz fertilizante casero a base de aloe vera que te sorprenderá por su eficacia ya que marca un antes y un después en el desarrollo de tu planta dañada.

  • Para obtener este eficaz fertilizante simplemente debemos colocar dos hojas de aloe vera de tamaño mediano en un recipiente sin espinas y cortarlas en trozos pequeños. A continuación se debe añadir medio litro de agua, que inicialmente debe reposar 24 horas para que suelte todo el cloro durante este tiempo.
  • Luego utilizamos un molino manual para triturar todos los sólidos hasta convertirlos en polvo y obtener una mezcla viscosa, que luego diluimos en un barril con cinco litros de agua, que inicialmente debe reposar al menos 24 horas.
  • De esta forma, nuestro potente fertilizante está listo para su uso cada 15 días en otoño, primavera y verano, mientras que en invierno una aplicación al mes es suficiente ya que la mayoría de las plantas no están muy activas durante esta época.
  • Conforme pasan los días, notaremos que nuestras plantas aparentemente irrecuperables están tan fuertes y sanas que recuperan su intenso color natural.

Al mismo tiempo, decimos que es un fertilizante casero versátil, porque no sólo cura a nuestras especies más dañadas, sino que también les aporta energía adicional, por lo que se vuelven más fuertes y su floración es mucho más nutritiva.

Por último, debemos mencionar que gracias a las numerosas propiedades del Aloe Vera, este fertilizante actúa como un escudo protector para nuestras plantas, ya que refuerza sus defensas y las protege de parásitos y hongos que intentan atacarlas.

En conclusión, con esta sencilla, económica y útil receta de abono casero conseguimos rendir homenaje a las especies más dañadas del jardín pero también ayudar a que otras crezcan rápidamente y su floración consiga un resultado admirable.

Propiedades del Aloe Vera en las plantas

  • Es una especie que posee glucosa y fructosa, por lo que es un ingrediente necesario para aportar energía a nuestras especies más afectadas y realizar correctamente el proceso de fotosíntesis.
  • Al mismo tiempo, es una planta llena de calcio, potasio, fósforo y vitaminas y extremadamente rica en auxinas, una potente hormona del enraizamiento que ayuda a que sus raíces crezcan sanas y fuertes, lo que se refleja naturalmente en su magnífico aspecto.