El árbol de jade, también llamado Crassula ovata, es una planta fascinante y resistente. Aunque generalmente no es conocido por sus flores, es posible hacer que este arbusto artístico florezca con especial cuidado y atención.

En este artículo exploraremos los secretos del florecimiento del árbol de jade y apreciaremos la belleza de sus raras pero maravillosamente fragantes flores.

1. Buena exposición a la luz:

El árbol de jade florece a la luz del sol. Coloque la planta en un lugar donde reciba al menos de 4 a 6 horas de luz directa al día. Lo ideal es una ventana orientada al sur o al oeste. Si cultiva el árbol de jade en el interior, rote la planta con regularidad para garantizar una distribución uniforme de la luz.

2. Temperatura y clima óptimos

El árbol de jade prefiere temperaturas moderadas y evita los extremos de calor y frío. La temperatura debe estar entre 20 y 25 °C durante el día y no inferior a 10 °C durante la noche. Evite las zonas con corrientes de aire frías, ya que pueden dañar la planta.

3. Riego y drenaje adecuados:

El árbol de jade es conocido por su capacidad para sobrevivir a períodos de sequía, pero el riego regular es esencial para fomentar la floración. No riegues la planta hasta que el suelo esté completamente seco. Asegúrate de que la maceta tenga un buen drenaje para evitar el estancamiento del agua, lo que puede provocar la pudrición de las raíces.

4. Un fertilizante equilibrado:

El árbol de jade responde bien a una fertilización equilibrada durante las temporadas de crecimiento de primavera y verano. Utilice un fertilizante con una proporción equilibrada de nitrógeno, fósforo y potasio. Aplique el fertilizante diluido cada 2 a 4 semanas para aportar los nutrientes necesarios para la floración.

El ingrediente que activa la floración

Por extraño que parezca, hay un ingrediente que contiene todos los nutrientes necesarios para hacer florecer el árbol de jade.

Se trata de cáscaras de plátano, cuyo potasio, fósforo y calcio son elementos clave para nutrir en profundidad tu árbol de jade y así activar la floración lo más rápido posible.

Limpia la cáscara del plátano quitando la pulpa restante, luego córtala en trozos y colócalos en un recipiente con un litro de agua.

Pasadas las 24 horas, filtra el líquido y tu abono natural estará listo. Riega tu árbol de jade con 1 parte de fertilizante y 5 partes de agua y disfruta de los resultados.

Con el cuidado adecuado, el árbol de jade puede recompensarte con flores delicadas y encantadoras. Recuerda tener paciencia ya que la floración puede tardar algún tiempo.

Controle su planta con atención, ajuste las condiciones de crecimiento si es necesario y disfrute del resultado de su cuidadoso cuidado: las hermosas flores del árbol de jade.