Ya sea volando o arrastrándose, todas las hormigas se mueven por nuestra casa o jardín en enjambres buscando un nido donde sobrevivir. ¡Excepto que no siempre son bienvenidos! Y por mucho que intentemos deshacernos de ellos con insecticidas químicos, muchas veces acabamos izando la bandera blanca, ¿verdad? ¿Qué pasaría si probaras ahora repelentes naturales que te ayudarían a deshacerte de ellos sin esfuerzo y sin vergüenza? ¿Quieres saber cómo deshacerte de estas hormigas voladoras antes de que formen una nueva colonia en tu hogar? ¡Este artículo está hecho para ti!

¿Por qué mi casa está llena de hormigas voladoras?

Jardín, patio y dormitorio: ¡las hormigas voladoras no excluirán ninguna parte de su hogar cuando decidan apoderarse de la propiedad! El pico de esta invasión a menudo ocurre durante el clima tormentoso y lluvioso del verano, cuando estos insectos buscan establecer un nuevo reino después de que su colonia ya está superpoblada. Espera, ¿adivinas cuál es el mejor lugar para que pongan muchos huevos? ¡Por supuesto con ellos! No entre en pánico, eventualmente se irán una vez que termine su temporada de reproducción. Mientras tanto, no te quedes inactivo. ¡Aquí te explicamos cómo preparar repelentes naturales para combatirlo!

Repelentes naturales de hormigas: ¿qué remedios puede utilizar la abuela para matar las hormigas aladas?

Ya sean machos o hembras, estos insectos se congregan en hormigueros alrededor de las plantas de su hogar o incluso de los alimentos, como pan rallado o terrones de azúcar, y la lista no termina ahí. Sí, se están abasteciendo de comida para dar a luz a la futura reina que velará por la nueva colonia, ¡es un asunto de familia! Tú eres quien se ensucia las manos y decide qué truco de abuela usar contra estas hormigas aladas. Además, tienes muchas opciones para elegir. ¡Vamos vamos!

1. ¡Usa el poder del ajo!

¿Has notado muchas hormigas voladoras en tu casa? ¡Tenga la seguridad de que el ajo viene al rescate! Para hacer esto :

  1. Macerar unos dientes de ajo con ají en agua hirviendo.
  2. Deja reposar la mezcla durante unas horas antes de retirar los dientes de ajo.
  3. Viértelo en una botella con atomizador.
  4. Pulverizamos marcos interiores, grietas de fachadas, cantos de ventanas y sobre todo plantas de interior si las hubiera.
  5. Este compuesto natural tiene excelentes propiedades repelentes gracias a su fuerte olor, que las hormigas voladoras no pueden tolerar.

2. Vinagre blanco

¡El vinagre blanco es tu mejor amigo cuando las hormigas comunes o voladoras molestan desagradablemente tu hogar! Ningún producto o pesticida comprado en una ferretería puede competir con esta solución ácida de olor fuerte. Por lo tanto, puede confiar en este ingrediente para erradicar las hormigas voladoras asfixiándolas. Además, el truco es muy sencillo y consiste simplemente en:

  1. Llene una botella con atomizador con un vaso de vinagre blanco puro.
  2. Rocíe cualquier área sospechosa, como puertas de entrada y marcos de ventanas.
  3. ¡Repita el proceso tantas veces como sea necesario para que las hormigas voladoras puedan oler el olor y abandonar el área inmediatamente!

3. Menta: un repelente natural para ahuyentar los hormigueros voladores

Efectiva y económica, la menta es un repelente natural de hormigas voladoras que puedes preparar tú mismo. Nada podría ser más fácil que mezclarlo con los siguientes ingredientes:

  1. un vaso de agua hirviendo
  2. una taza de vinagre blanco.
  3. una cucharadita de levadura en polvo.
  4. unas gotas de aceite esencial de árbol de té.
  5. unas ramitas de menta, que puedes sustituir fácilmente por el aceite esencial.

Todo lo que necesitas hacer es dejar reposar y enfriar estos ingredientes antes de verter la mezcla en una botella con atomizador y atacar todos los rincones posibles. ¿Una guinda del pastel? Deja un olor muy sutil y limpio en tu hogar. ¿Quién lo dice mejor?

4. Tierra de diatomeas

Ha demostrado ser eficaz contra las hormigas rastreras y ahora le ha llegado el turno a las hormigas aladas. No hay ningún milagro secreto detrás de la eficacia de la tierra de diatomeas, simplemente ayuda a deshidratar a estos insectos de forma lenta pero segura. ¡Simplemente espolvoréelo en las áreas sospechosas y listo! Precaución: Mantenga el polvo fuera del alcance de los niños, las mascotas y los alimentos.

5. Aceite esencial de canela, ¡todo un éxito!

Nos huele bien, ¡pero las hormigas voladoras son las que más lo odian! Luego aprovechamos para eliminarlos inteligentemente de las siguientes formas:

  • Agrega unas gotas de aceite esencial de canela a un difusor eléctrico o, si es necesario, lleva la mezcla a ebullición en una olla.
  • Movemos el aparato o sartén a todas las estancias de la casa para que el vapor se distribuya por todas partes.
  • Este proceso lo repetimos todos los días, tanto para perfumar el aire como para ahuyentar a las hormigas voladoras. ¡No podríamos pedir un mejor resultado!

6. Especias: ¡suficientes para repeler las hormigas voladoras!

Consistencia pulverulenta y olor fuerte, dos propiedades que tienen las especias y que ahuyentan a las hormigas voladoras en un instante:

  • Coloque una pequeña cantidad de especias en un recipiente de plástico pequeño.
  • Coloca la maceta en los rincones y en los alféizares de las ventanas, asegurándote de que ciertas especias, como la cúrcuma, no manchen la ropa de cama de la casa.

7. Charla: una barrera que las hormigas voladoras no se atreven a superar

Ese polvo blanco que las hormigas voladoras no se atreven a cruzar: ¡talco! Aprovechamos concretamente esta ventaja espolvoreando los hormigueros que hayas identificado con un poco de talco para bebés. Gracias a este polvo blanco, darán un paso atrás y te dejarán en paz.

8. Cinta adhesiva

Este es probablemente el truco más rentable que haya probado jamás: atrapar hormigas voladoras con cinta adhesiva. ¡Es inteligente! Nada importante, colocamos un trozo de cinta adhesiva cerca de la comida y esperamos a ver estos insectos atrapados tan pronto como sus frágiles esqueletos toquen el adhesivo de la cinta. Depende inmediatamente de ti decidir si quieres eliminarlos o simplemente ahuyentarlos.

9. Líquido lavavajillas: un producto eficaz para eliminar las hormigas voladoras

¿Agua con jabón contra las hormigas voladoras? Es muy simple, fácil.

  • Mezcle 1/2 taza de jabón para platos en una botella rociadora llena de agua.
  • Agite bien la botella para formar espuma.
  • Rocíe las temidas esquinas como desee. ¡Estas molestas especies ya son historia!

10. Jabón líquido de Marsella: ¡suficiente para detener la invasión de estas molestas especies!

El jabón de Marsella no sólo garantiza una higiene perfecta, sino que también ahuyenta a las molestas hormigas aladas. Nada más fácil que esto:

  • Vierte media taza de jabón líquido de Marsella en medio litro de agua. Si solo tienes jabón sólido, puedes frotarlo y diluir las virutas en agua hirviendo en un cazo a fuego lento.
  • Rocíe según sea necesario en todas las superficies frecuentadas por estos insectos. ¡El asunto está resuelto!

11. Bórax en polvo: un cebo atractivo y eficaz

Cuando estos insectos buscan alimentos especialmente dulces, ¡los utilizamos como cebo! Para ello utilizamos bórax en polvo, la clave de este consejo. Vayamos al método:

  • Mezcle 3 cucharadas de bórax, 2 cucharadas de azúcar en polvo y 1 cucharada de agua hasta que se forme una pasta.
  • Extienda la pasta en todas las zonas frecuentadas por hormigas voladoras (manténgala alejada de los niños y las mascotas).
  • Cambiamos el cebo de vez en cuando siempre que las hormigas lo devuelvan a su nido para alimentarse con su reina. ¡Así se erradica toda la colonia a un coste menor!

12. Jugo de limón: un antihormigas natural

¿Te gusta el agua con limón, agria y fragante? Bueno, las hormigas voladoras no pueden soportar eso. ¡Búho, eso nos conviene! Sostener :

  1. En una botella con atomizador, mezcla una parte de jugo de limón con dos partes de agua.
  2. Mantenga el aerosol cerca para rociar las hormigas voladoras que invaden su hogar. ¡Además, el aroma a limón aporta flotabilidad y una increíble sensación de frescor!

13. Bicarbonato de sodio: ¡a qué le temen las hormigas voladoras!

¡El bicarbonato de sodio no solo teme a la suciedad y al moho, sino también a los insectos como las hormigas voladoras! Todavía en el spray habitual:

  • Vierte dos cucharadas de bicarbonato de sodio y medio litro de agua caliente.
  • Rociamos las cortinas, los muebles, los sofás, la encimera de la cocina, el fregadero, el cubo de la basura, en definitiva, todas estas zonas agradecerán los efectos de este polvo mágico. Sí, has entendido bien, aprovechamos para desinfectar la casa y eliminar las hormigas voladoras al mismo tiempo. ¡Efectividad garantizada!

Los consejos naturales son tus mejores aliados cuando los insectos desagradables invaden tu espacio privado. Además, ya no le faltarán opciones.