Basta con confiar en este método tan eficaz para conseguir una sorprendente propagación de limones: inténtalo para creerlo.

Limones, ¿cómo se propagan?

Entre las frutas que enriquecen los jardines y huertas se encuentran sin duda los limones, que se utilizan a menudo en la cocina para condimentar platos y también para preparar bebidas como la limonada. Además, los limones son una extraordinaria fuente de beneficios y por eso nunca faltan en nuestros hogares. Sin embargo, para asegurar un crecimiento constante de nuestros limoneros y una producción continua de limón, debemos seguir ciertos consejos y métodos que los cultivadores experimentados conocen muy bien. Si sigues una de estas sencillas soluciones, los limones se multiplicarán y quedarán más deliciosos.

Propagar limones con este método es muy sencillo: aquí te explicamos cómo hacerlo

Primero, toma una rama de limón y córtala en trozos pequeños con unas tijeras. Los pequeños trozos de ramas deben estar completamente libres de hojas.

En cambio, el siguiente paso es tomar una cebolla, pelar una parte y frotarla suave y vigorosamente sobre la superficie de los trozos de rama que acabas de cortar.

Una vez realizado este paso, preparamos nuestro jarrón, el cual debe estar lleno de tierra. Hagamos un pequeño agujero en el centro con los dedos e insertemos en este espacio una cucharadita de hormona de enraizamiento, un gel estimulante muy popular que se utiliza para el crecimiento de las raíces.

Después de aplicar la hormona de enraizamiento, podemos introducir los tres trozos de ramas en el suelo, prestando atención a la distancia correcta. Ahora solo nos queda cubrir todo con más tierra y buscar la ubicación adecuada para nuestro jarrón.

¿Qué deberíamos hacer ahora? Por supuesto, nuestro jarrón necesita agua, así que comencemos regando la tierra para asegurarnos de que las raíces reciban una nutrición adecuada. Repetimos este proceso si es necesario y esperamos a que aparezcan los primeros brotes.

Por lo general, hay que esperar alrededor de un mes para que emerjan las primeras plántulas de la maceta. Cuando nuestros amigos verdes estén completamente afuera, podremos recogerlos, por supuesto con cuidado de no dañarlos.

Todos los beneficios del limón: una avalancha de propiedades

Además, siempre podemos vaciar la maceta con mucho cuidado y retirar las plántulas de la tierra sin dañar las raíces. Con este sencillo método podremos obtener plantas de limón que garanticen la propagación de estos excepcionales cítricos.

Como ya hemos comentado, el limón es uno de los mejores alimentos para nuestro organismo por sus múltiples propiedades beneficiosas. En primer lugar, este cítrico es rico en vitamina C, lo que garantiza excelentes efectos antioxidantes.

Además, consumir limón también favorece la digestión y depura el organismo. El limón también reduce los niveles de colesterol malo, protege contra los dolores de garganta y protege el sistema urinario de posibles infecciones.

Finalmente, el limón es una panacea para los resfriados y suele recomendarse para la salud de la piel debido a sus excelentes propiedades antimicrobianas y antibacterianas. Por este motivo, lo mejor es utilizar el método de propagación de estos cítricos.