Se trata de una sustancia natural recomendada por expertos que es ideal para plantas y semillas muertas. He aquí cómo hacerlos hermosos.

Las plantas pueden enfrentarse a muchos problemas como enfermedades fúngicas, plagas o estrés ambiental. Para protegerlos y favorecer su salud se puede utilizar un producto natural elaborado a base de bicarbonato de sodio, gel de aloe vera y agua. Esta combinación aporta propiedades antifúngicas, nutritivas e hidratantes y ayuda a proteger y nutrir las plantas. En este artículo te explicamos cómo preparar esta sustancia y cómo utilizarla correctamente para conseguir resultados positivos.

Prepare la sustancia para salvar y nutrir plantas “muertas”.

Preparar una sustancia para salvar y nutrir plantas muertas o casi muertas es una opción natural y eficaz. Es óptimo para proteger las plantas de enfermedades fúngicas, plagas y estrés ambiental. El uso preventivo o curativo de esta sustancia permite efectos positivos sobre la salud y el crecimiento de las plantas.

  • Extracción de Gel de Aloe Vera

Corta una hoja de aloe vera y retira con cuidado la piel exterior. Utilice una cuchara para quitar el gel transparente del interior de la hoja. Asegúrese de recolectar suficiente gel para preparar la sustancia.

  • Dilución de bicarbonato de sodio

En un recipiente mezcla 1 litro de agua caliente con 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Mezcla bien hasta que el bicarbonato de sodio se disuelva por completo en la solución.

Agrega el gel de aloe vera a la solución de bicarbonato de sodio diluido. Mezclar suavemente hasta obtener una mezcla homogénea.

  • Uso preventivo

Utilice la sustancia de forma preventiva para proteger las plantas de enfermedades o plagas fúngicas. Aplicar la sustancia en todas las partes de la planta, incluidas ramas, hojas y flores, utilizando un pulverizador o una brocha. Asegúrate de cubrir completamente la planta con una fina capa de sustancia.

Tratamiento de plantas muertas o enfermas.

Si las plantas ya están afectadas por enfermedades fúngicas o parásitos, la sustancia se puede utilizar como tratamiento. Aplicar la sustancia directamente sobre las zonas afectadas, asegurándose de cubrirlas por completo. Repita el uso cada 7 a 10 días hasta que los síntomas disminuyan o desaparezcan.

Nutrición vegetal

La sustancia preparada con gel de aloe vera aporta a las plantas importantes nutrientes. Puedes usarlo como fertilizante natural aplicando la sustancia alrededor de la base de la planta o vertiéndola en el suelo circundante. Esto ayudará a mejorar la salud general de las plantas y su capacidad para absorber nutrientes.

Frecuencia de uso:

Como medida preventiva, se recomienda utilizar la sustancia una vez al mes para proteger y nutrir las plantas. Sin embargo, para plantas enfermas o estresadas, es posible aumentar la frecuencia de aplicación y aplicar la sustancia cada 7 a 10 días hasta que la situación mejore.

Seguimiento y ajuste

Observe las plantas con atención mientras usa la sustancia. Si nota signos de efectos secundarios o ardor en las hojas, se recomienda reducir la concentración de la sustancia o diluirla aún más con agua.

Es importante monitorear de cerca las respuestas de las plantas y ajustar la dosis y la frecuencia de aplicación a sus necesidades específicas. Cuando se usa correctamente, la sustancia preparada puede ayudar a mantener las plantas sanas y vigorosas y promover un crecimiento y una producción exuberantes.